Recurrir multas y seguros por pérdida de carné de conducir

viernes, 9 de junio de 2017

Consejos al contratar un seguro de coche a terceros

La crisis ha hecho que muchos consumidores se piensen dos veces qué seguro contratar a la hora de asegurar su coche. La mayoría de ellos se decantan por un seguro a terceros debido a que, a priori, parece más económico que uno de a todo riesgo.

Coche asegurado a terceros

Lo dicho anteriormente queda respaldado por el hecho de que desde 2007 se ha abaratado en un diecisiete por ciento el coste de la contratación de un seguro a terceros. En suma, el precio de los seguros de coche está bajando.

Consejos al cambiarse a un seguro a terceros


Si decides cambiarte a un seguro a terceros debes tener en cuenta lo siguiente:

La prima del seguro a terceros es más barata que hace seis años

Un estudio realizado por el consorcio de seguros indica que desde 2007 el precio de la contratación de un seguro a terceros ha abaratado su coste en un diecisiete por ciento, costando una nueva contratación de dicho tipo de seguro en 2007 359 euros mientras que ahora su coste es de ahora 296 euros.

Este abaratamiento fundamentalmente se debe a dos factores:
  • Los índices de siniestralidad de coches han disminuido notablemente en los últimos tiempos, provocando en el descenso de los precios de los seguros.
  • La aparición de nuevas compañías de seguros directos que han favorecido el aumento de competencia afectando a los precios que dan las aseguradoras, como a las coberturas contratadas, alejándose de los seguros básicos que no protegían a ocupantes, rotura de lunas, robos o incendio entre otras coberturas diferentes.

Garantías de los seguros de coche a considerar

Al contratar un seguro a terceros con una compañía de seguros debemos considerar que en las pólizas se incorporan interesantes garantías que nos podrán ayudar a salir de más de un apuro como son la Responsabilidad Civil Voluntaria y la Defensa jurídica.

La razón de ser de la Responsabilidad Civil Voluntaria es cubrir aquellas circunstancias que el seguro obligatorio por ley no llega a cubrir. Como son, por ejemplo, los daños que al sufrir un accidente podamos llegar a tener como conductores.

La Defensa Jurídica nos puede servir de gran ayuda si nos vemos en la necesidad de ir a los tribunales y necesitemos defender nuestra inocencia en un juicio. Son muchas las circunstancias por las que después de un accidente se puede tener la obligación de enfrentarnos a un juicio.

Con estas dos garantías destacan otras que no son contratadas tan habitualmente pero no por ello menos útiles, estas son:
  • Seguro de ocupantes. El seguro obligatorio no cubre los daños que puedan sufrir las personas que en el momento del accidente viajen en nuestro coche.
  • Seguro de asistencia en viaje. Este tipo de seguro nos cubre el traslado del coche al taller y de los ocupantes a su casa en caso de avería. Este tipo de coberturas suelen incluir cláusulas que limitan las mismas a encontrarse dentro de un radio de kilómetros determinada desde nuestra casa, por eso hay que leer atentamente todas las cláusulas de la póliza para no llevarnos sorpresas en el futuro.
  • Otras coberturas especiales con seguro de lunas, robo o daños propios pueden ser muy interesantes.

Recomendaciones antes de contratar un seguro de coche

Los seguros de coche admiten muchos tipos de coberturas diferentes por eso antes de contratar uno deberemos:
  • Analizar la posibilidad de contratar un seguro a todo riesgo o uno a terceros ampliado. Todo será cuestión de los años de nuestro vehículo y de lo que queramos gastarnos.
  • Saber que un seguro a terceros básico solo nos cubrirá aquello daños que podamos ocasionar a otros, y, en algunas ocasiones, los que sufra el conductor así como la asistencia en carretera.
  • Los seguros de coche pueden incorporar distintas garantías adicionales (por incendio, robo o de lunas) que pueden ser realmente interesantes. Conviene destacar que muchos seguros ofrecen coberturas solo para lunas y que muchas ofrecen las tres coberturas mencionadas. Estas garantías complementarias tienen un coste ciertamente bajo y en caso de siniestro pueden resultar realmente útiles.
  • La tasas ofrecidas por el consorcio tienen precios bastante bajos. Podéis dirigiros a la web del Consorcio si queréis más información.
  • Siempre debes comparar con varios seguros ya que puedes ahorrar hasta doscientos euros de media al año si eliges bien.

Qué hacer si las aseguradoras no quieren asegurar tu vehículo


En España tenemos el Consorcio de Compensación de Seguros, una entidad pública perteneciente al Ministerio de Economía y Competitividad. Esta figura nos cubre en aquellos casos en los que nuestro seguro a terceros no nos cubra en casos como los siguientes:
  • Cuando otras compañías de seguro han rechazado asegurarnos (por ejemplo, conductores con un mal antecedente en lo que a siniestros se refiere).
  • Daños ocasionados por vehículos sin seguro.
  • Siniestros causados por un vehículo quem aun estando asegurado, ha sido robado.
  • Situaciones en las que no haya entendimiento entre las aseguradoras y no se pongan de acuerdo sobre cual debe hacer frente a las reparaciones e indemnizaciones.

0 comentarios:

Otras opciones en multas y sanciones de tráfico